¿Qué es?

La cultura del acceso vs propiedad

¿Has oído hablar de la economía colaborativa? Lo hayas hecho o no, la realidad es que estamos inmersos en ella y la estamos empleando. Si por ejemplo, en un viaje te has alojado en un apartamento con Airbnb, has compartido coche con gente que no conocías por medio de Bla Bla Car o te has comprado un billete en una mesa del AVE con perfectos desconocidos a través de Carpling, ya formas parte de esta nueva forma de entender las cosas. Donde lo que importa ya no es ser propietario de algo sino tener acceso a ello. Esta cultura trae nuevas formas de emprender, fuertemente arraigadas en los conceptos de colaboración, trueque y aprovechamiento de recursos infrautilizados.

Si eres como la mayoría, tendrás seguramente muchas cosas que no usas o usas con escasa frecuencia, tales como equipamiento deportivo (¿cuánto hace que no usas esos patines?), herramientas (¿y el taladro?), aparatos electrónicos o un segundo coche. Los tenemos por si se diera el caso de que los vayamos a precisar: ¿y si en algún momento los necesito?. Y sin duda representan dinero y tiempo malgastados. ¿Cuánto ahorrarías o ganarías si fuera fácil y seguro compartir todo aquello que apenas usas?

La actitud de los consumidores está cambiando como consecuencia de la crisis y estamos reevaluando lo que consideramos importante en nuestas vidas, rechazando el hiperconsumismo. Esto abre la puerta a nuevos modelos de ofrecer bienes y servicios que implican un valor superior a un coste más bajo. Y qué duda cabe de que Internet ha elevado exponencialmente las posibilidades de compartir a gran escala. Como reza el blog de Consumo Colaborativo, estamos ante un compartir reinventado por la tecnología. Plataformas como la granadina Chicfy.com permiten vender por internet la ropa que ya no te pones. Apps como Obsso (también de Granada) te ayudan a hacer trueque con tus amigos. Los creadores de ambas han visto en el trueque una oportunidad de emprender.

Indudablemente para poder tener un planeta sostenible, pacífico y próspero vamos a tener que ser más eficientes a la hora de compartir los recursos existentes. Emprendedores visionarios y los gobiernos comprenden esta realidad y se están reorientando en este sentido. Se trata de una tendencia que es más ética y respetuosa con la tierra y sus habitantes. La idea es: mayores beneficios con un comercio más verde.

En Málaga tenemos ejemplos de proyectos basados en esta cultura de la colaboración, el trueque y del acceso frente a la propiedad. En la jornada del 21 de enero tendremos la oportunidad de conocer algunas de estas iniciativas. ¡El futuro es co!

Ejemplos de iniciativas de economía colaborativa en Málaga:

¿Conoces otros ejemplos? ¡Escríbenos para incluirlos aquí! (info@thetranslationfactory.es)

 

Así es #elfuturoesco en Málaga

Posted by on Nov 30, 2014 in Sin categoría | 0 comments

Así es #elfuturoesco en Málaga

El Futuro es ‘Co’ es el nombre de la jornada que organizamos Proyecto Lunar y el coworking The Translation Factory cada año desde 2013 en el Museo de Arte Contemporáneo de Málaga y que en cada edición ha logrado una fabulosa acogida: ¡siempre se agotan las entradas! Es una intensa jornada en la que hablamos de diferentes formas de emprender en la economía colaborativa: crowdfunding, coworking, trueque o plataformas de colaboración para freelancers. Cada proyecto contribuye a configurar un interesante programa. El Futuro es ‘Co’ vuelve así por...

read more